Academia Inglés Direct Madrid

CURSOS Y SERVICIOS

Business Academy

CFA®

CAPM® y PMP®

Currículum en inglés        

Entrevistas de Trabajo en inglés

Inglés para Turismo

Cursos de inglés

Preparación exámenes de Cambridge

IELTS Madrid

Cursos Intensivos

Inglés de negocios

Inglés Comercial

Inglés Jurídico

Inglés Financiero

Exámenes Cambridge

inglés para ingenieros

Contacto

Blog


IDM ® Plaza-Castilla

C/ Capitán Haya 60, IBC Planta 2  

28020, Madrid

E-mail: info@idmadrid.es

idmadrid.es

© 2017 IDMadrid | Términos

(+34) 914528223

Academia Inglés Direct Madrid Academia Inglés Direct Madrid 1.Academia Inglés Direct Madrid

CFA®: La Teoría de la Empresa y la Teoría del Consumidor

Macroeconomía y Microeconomía


En un sentido general, la economía es el estudio de la producción y la distribución que se puede dividir en dos amplias áreas de estudio: macroeconomía y microeconomía. La macroeconomía se ocupa de las magnitudes económicas como la producción nacional y el 'national income'. La macroeconomía tiene sus raíces en la microeconomía, la cual se ocupa de los mercados y la toma de decisiones de las unidades económicas individuales, incluyendo los consumidores y las empresas. La microeconomía es un punto de partida lógico de cara al estudio de la economía.


Nos centramos aquí en un tema fundamental en microeconomía: el análisis de la oferta y demanda. El análisis de la demanda y la oferta es el estudio de cómo los compradores y los vendedores interactuar para determinar los precios y las cantidades de las transacciones. Como veremos, los precios indican, tanto para el comprador como para el vendedor, el valor de la unidad siguiente (o marginal). En las economías de mercado de las empresas privadas, el análisis de la demanda y la oferta abarca

el conjunto más básico de herramientas microeconómicas para analistas 

de inversión. 


Tradicionalmente, la microeconomía clasifica las unidades económicas privadas en dos grupos: Consumidores (hogares) y empresas. Estos dos grupos dan lugar, respectivamente, a la teoría del consumidor y teoría de la empresa como dos ramas de estudio. La teoría del consumidor se refiere al consumo (la demanda de bienes y servicios) por individuos que maximizan la utilidad (es decir, individuos que toman decisiones que afectan a presentes y futuras transacciones). La teoría de la empresa se ocupa del suministro de bienes y servicios por las empresas que maximizan sus beneficios. 

La teoría del consumidor y la teoría de la empresa son importantes porque ayudan a entender los fundamentos de la demanda y la oferta. 


CFA® NIVEL I


Pide información sin compromiso

Teoría de la empresa


La teoría de la empresa es el concepto microeconómico fundado en la economía neoclásica que establece que las empresas (incluyendo empresas y corporaciones) existen y toman decisiones para maximizar los beneficios. Las empresas interactúan con el mercado para determinar los precios y la demanda y, a continuación, asignar los recursos de acuerdo con los modelos que buscan maximizar los beneficios netos.


En la teoría de la empresa, se dice que el comportamiento de una entidad empresarial particular es impulsado por la maximización del beneficio. Esta teoría gobierna la toma de decisiones en una variedad de áreas incluyendo asignación de recursos, técnica de producción, ajustes de precios y cantidad producida.


La teoría de la empresa va junto con la teoría del consumidor, que establece que los consumidores buscan maximizar su utilidad general. En este caso, utilidad se refiere al valor percibido que un consumidor pone en un bien o servicio, a veces referido como el nivel de felicidad o bienestar que el cliente experimenta con el bien o servicio. Por ejemplo, cuando los consumidores compran un bien por $50, esperan recibir un mínimo de $50 en la utilidad del bien comprado.


En la teoría moderna de la empresa, a veces se distinguen las motivaciones de largo plazo, como la sostenibilidad, y las motivaciones a corto plazo, como la maximización de los beneficios. La teoría siempre se está analizando y adaptando a las economías y los mercados cambiantes. Los primeros análisis económicos se centraron en las industrias amplias, pero a medida que avanzaba el siglo XIX, más economistas comenzaron a mirar el nivel de la empresa para responder a preguntas básicas sobre por qué las empresas producen lo que hacen y qué motiva sus elecciones al asignar capital y mano de obra.



Riesgos asociados con la teoría de la meta de maximización de ganancias de la empresa


La versión moderna de la teoría de la empresa toma en cuenta tales hechos como la propiedad de acciones bajas por parte de muchos tomadores de decisiones; Algunos sienten que los directores generales (CEOs) de las compañías de capital público están interesados ​​en maximizar los beneficios, así como en objetivos basados ​​ en la maximización de las ventas, las relaciones públicas y la cuota de mercado. Únicamente centrarse en la maximización del beneficio conlleva a un alto nivel de riesgo con respecto a la imagen pública de la empresa y la pérdida de un sentido de buena voluntad entre la empresa y otras personas o entidades.


Existe un riesgo adicional cuando una empresa se centra en una única estrategia dentro del mercado. Si un negocio depende de la venta de un bien en particular para su éxito en general, y el producto asociado falla en el mercado, esto puede conducir a un colapso financiero de dicha empresa o departamento.



Teoría del Consumidor


La teoría del consumidor es el estudio de cómo las personas deciden gastar su dinero dadas sus preferencias y limitaciones presupuestarias. La teoría del consumidor muestra cómo los individuos toman decisiones en función de sus ingresos y los precios de los bienes y servicios y nos ayuda a entender cómo los gustos y los ingresos de los individuos influyen en la curva de la demanda de productos.


Los consumidores pueden elegir diferentes paquetes de bienes y servicios. Lógicamente, elegirán el paquete que les da el mayor beneficio (que maximiza la utilidad, en el lenguaje económico). Como ejemplo simplificado, consideramos a un consumidor, David, que tiene €300 (su restricción presupuestaria) y debe decidir cómo asignarlo entre el cine y la ropa (el paquete de mercancías). Si el cine cuesta €10 y una camisa nueva cuesta €60, David puede comprar cualquier combinación de entradas de cine y camisas que cuesten no más de €300. Podía comprar 30 entradas, o 5 camisas, o 6 entradas y 4 camisas, o podía guardarse los €300 en su bolsillo y ahorrar. Pero, ¿cómo podemos predecir cómo es más probable que David gaste su dinero? Esta es la pregunta que la teoría del consumidor intenta responder.


Esta pregunta es difícil de contestar por varias razones. La gente no es siempre racional; A veces son indiferentes a las opciones disponibles; Algunas decisiones son particularmente difíciles de hacer porque los consumidores no están familiarizados con los productos o la decisión tiene un componente emocional. Por lo tanto, la teoría del consumidor hace varias suposiciones para simplificar el proceso de discernir lo que los consumidores elegirán. Por ejemplo, se supone que David entiende sus preferencias cuando se trata de entradas de cine y ropa y puede decidir cuánto de cada uno quiere comprar. También asume que hay suficientes entradas y camisas disponibles para David para elegir la cantidad de cada una que quiera.



Cursos para preparar el CFA® >


Inglés Financiero >